Envío 24H y corte a medida

Césped artificial Resistente

¿Usas mucho la zona dónde quieres colocar el césped? Entonces buscas un modelo resistente y que recupere rápido su posición original. Te mostramos 3 modelos que aguantan a la perfección el uso continuo y, si eres amante de la decoración, ¡tenemos buenas noticas! Puedes colocar material pesado (muebles de exterior, piscinas hinchables, zonas de juego…) El césped artificial aguanta como el primer día.  

Consigue un césped que cumpla con los requisitos indispensables que estás buscando sin dejar de lado su aspecto natural y suavidad. Solicita una caja de muestras y comprueba estas características en tus propias manos. 

Nuestros modelos de máxima resistencia:

Por qué elegir la gama más resistente de césped artificial

Todos nuestros productos han sido sometidos a duros ensayos de resistencia por lo que son perfectos para el uso en cualquier zona. Te mostramos algunos de los beneficios de confiar en un productos que garantizan la máxima resistencia:

1 - Durabilidad

Si te encuentras en una zona con una climatología extrema, asegúrate de que la resistencia del césped que vayas a colocar es la óptima. Todos nuestros modelos cumplen con los ensayos oportunos a los cambios bruscos de temperatura y te aseguramos una durabilidad mínima de 20 años.

2 - Recuperación

Estos modelos están fabricados con una fibra que te permite colocar todo el material que desees encima con la confianza de que volverán a su aspecto natural cuando lo retires.

3 - Seguridad

Si en casa tienes niños o mascotas, nuestros modelos son igual de seguros que sus juguetes, los estudios a los que los hemos sometidos nos lo garantizan. Además, son mullidos por lo que esta zona se convertirá en su zona favorita de descanso. Ante cualquier caída o golpe que se pueda producir, estos modelos los amortiguan.

4 - Escaso mantenimiento

Olvídate de regar y cortar, en cuanto coloques el césped artificial notarás el ahorro de tiempo y dinero en su mantenimiento, es mínimo. La calidad de sus fibras te permite cepillarlo, aspirarlo o incluso pasar agua y jabón con la seguridad de que las fibras no pierden su color original.