Seleccionar página

Envío 24H y corte a medida

¿Hace falta regar el césped artificial?

Cuando nuestros clientes contactan con nosotros, una de las preguntas más habituales es acerca del césped artificial y si debe regarse.

Nuestro césped no necesita ser regado para crecer o mantener un aspecto bonito durante todo el año.

Tampoco necesita un mantenimiento constante o tratamientos específicos para que crezca pero sí que necesitas unos cuidados mínimos que te explicamos en este post.

¿Quieres disfrutar de un jardín en perfectas condiciones sin apenas esfuerzo? Quédate hasta el final y descubre cómo hacerlo.

Ventajas de no tener que regar el césped artificial

Nuestro césped artificial no es imprescindible regarlo, es decir, no se va a estropear ni va a perder facultades si no lo riegas pero nosotros recomendamos regarlo de forma periódica para que mantenga siempre un aspecto perfecto.

Como el césped artificial hay que regarlo cada mucho menos tiempo que el natural, ahorrarás todo el agua que antes utilizabas. ¡Disfruta de tu jardín en perfectas condiciones sin esfuerzo!

También evitarás filtraciones hacia plantas inferiores. Es muy habitual que bajo la superficie sobre la que se coloca el césped artificial haya estancias subterráneas, como bodegas si se trata de una casa unifamiliar o aparcamientos en urbanizaciones y comunidades de vecinos. Dado que el césped artificial drena tan bien (hasta 60 litros por m2 y por segundo), el agua no se quedará encharcada si la superficie está bien nivelada y cuenta con zonas habilitadas para que el agua corra: sumideros, desagües, etc.

¿Quieres ver cómo puedes colocar el césped artificial sobre desagües y sumideros? ¡Te lo contamos en este post!

Como hemos dicho anteriormente no hace falta regar el césped artificial, pero si hace mucho calor, puedes mojar el césped para que coja algo de humedad y se mantenga más fresquito.

Aunque no se calienta, si el césped artificial está mucho tiempo expuesto al sol puede coger algo de temperatura (como cualquier otra superficie). Por eso, si le echamos un poquito de agua conseguiremos una sensación de frescor más agradable.

¿Qué pasa si ya tengo colocado un sistema de riego?

En caso de tener el jardín con riego automático o aspersores debes saber que se pueden aprovechar, no es necesario retirar esta instalación al colocar el césped artificial.

Puedes activarlos para mojar el césped en verano cuando haga mucho calor, o bien para eliminar la suciedad que se pueda depositar en la superficie. Basta con conectar el riego durante pocos minutos y… ¡A disfrutar del césped!

Además, es recomendable regarlo cada 15 días aproximadamente especialmente en las temporadas más calurosas. ¿Por qué?

 

  • Limpiarás la suciedad de la superficie.
  • Mantiene las fibras erguidas.
  • Si tienes mascotas o niños que juegan en el césped podrás retirar restos que queden en la superficie con facilidad.

No hace falta regar el césped artificial, pero… ¿Necesita mantenimiento?

Si hay una ventaja del césped artificial que destaca sobre las demás es su mantenimiento. El cuidado del césped es supersencillo y apenas requiere esfuerzos ni recursos.

Recomendamos dar un maguerazo de vez en cuando y cepillarlo a contra dirección, así quitarás el polvo, la tierra o las hojas que puedan acumularse en la superficie.

¿Quieres saber más información sobre el mantenimiento del césped artificial? ¡Te lo contamos!

césped artificial sin riego en terrazas

Como has podido observar, el césped artificial no requiere de un sistema de riego para crecer o para mantenerse pero sí que es recomendable darle ciertos cuidados.

Nuestros 7 modelos de césped tienen una durabilidad mínima de 20 años y si les das un mantenimiento mínimo su apariencia será siempre perfecta como la del primer día.

¿Quieres crear espacios únicos
con césped artificial?